La ventilación tiene una importancia capital en el desarrollo de un incendio.