Cuando es necesario que el sistema de suministro eléctrico se mantenga en perfecto funcionamiento durante un incendio, es imprescindible proteger adecuadamente los cables que conforman la instalación eléctrica. En túneles, en edificios de pública concurrencia o en edificaciones de gran altura, es fundamental para realizar una evacuación ordenada, que los sistemas básicos mantengan su funcionamiento.

Elemento vertical resistente al fuego, a base de paneles de lana mineral de densidad mínima 120 kg/m3.

Relleno de lana mineral (junta): lana de roca según EN 13162 y EN 14303, de densidad entre 30 kg/m3 y 70 kg/m3, instalación comprimida un 55% en cuanto a su espesor.

Tubería metálica Con aislamiento de lana mineral.